GENTE TÓXICA

Ahora está muy de moda este término: “gente tóxica”. Se define así a esa gente que te rodea (pueden ser conocidos, familiares, amigos) que te chupan la energía porque siempre andan quejándose, o son muy negativos… y al final, después de quedar con ellos te sientes… pues eso, sin ánimos, y mal. “Gente tóxica” es esa que nunca te pregunta cómo estás y solo habla de ella, de sus problemas, de sus vidas. Reconocerás a alguien “tóxico” porque, por ejemplo, cuando has estado hablando por teléfono con ellos un rato, al colgar, no te sientes mejor por haber compartido palabras con alguien cercano, te sientes peor.

Bueno, escribo esto porque yo tengo a una amiga (¡ninguna de las Princess!, no penséis… Es una compañera de clase) con la que me está pasando esto… ¡Y no sé qué hacer! Siempre te aconsejan que te apartes de la “gente tóxica” pero no es tan fácil, ¿verdad? Porque todo no es blanco o negro. Mi compañera de clase no es una mala persona, de hecho tiene muchas cosas buenas, lo que pasa es que parece que siempre todo le salga mal, como si le gustara ir de víctima… y nunca me escucha, porque lo que le pasa a ella siempre parece ser peor. ¿Os suena?

Y ahí ando… decidiendo cómo resolver esto y desprenderme de… lo tóxico.

03

Anuncios

ENSÉÑAME EL CIELO…

Bueno, ¡pues ya ha llegado el mes de la publicación de la cuarta novela de Lof Yu! Para San Juan ya la tenéis en librerías… ¡Aix, qué nervios! Ya os conté que no es una historia con las Princess de protagonistas… Bueno, yo salgo, porque lo que se cuenta en Enséñame el cielo es la historia del verano que cambió por completo a mi prima Sole, y yo ese verano también andaba por el pueblo con ella. ¡Ah!, y también hay canción de Marcos… porque él y Silvia pasaron un par de días con nosotras en el pueblo, para las fiestas.

He hecho una foto de la contra del libro, para quien tenga curiosidad por saber de qué va… :))

Enséñame el cielo

PRINCESS ARMY

ser princesa no es fácil

Hoy quiero presentaros a una nueva amiga, una princesa que un día despertó de su cuento de hadas… Ella se hace llamar Princesa con Problemas, pero para nosotras, las Princess, es la Princesa Valiente.

Nos escribió un pequeño comentario en una de las entradas del blog añadiendo el enlace del suyo. Como siempre hacemos las Princess, fuimos a curiosearlo, porque nos encanta descubrir vuestras historias y palabras, cómo os expresáis y contáis lo que sentís y pensáis. La historia de la Princesa Valiente consta solo de tres entradas, pero tuvimos suficiente para darnos cuenta de que, a veces, los cuentos de hadas se vuelven pesadillas, y de que solo una heroína de verdad es capaz de, en esos momentos, seguir luchando por salir a flote. La Princesa Valiente es una de esas heroínas. Por eso sabemos que saldrá adelante y que, finalmente, descubrirá quién es (nosotras ya lo sabemos: una princesa excepcional).

Os animamos a todas a pasar por su blog para darle todos los ánimos y fuerza que se merece: http://princesaconproblemas.blogspot.com.es/

Y ¿sabéis qué? Conocerla a ella nos ha dado una idea: ¡crear la Princess Army! Un ejército de princesas que se apoyen las unas a las otras. ¿Qué os parece? 🙂

EL ARTE

blancanieves

Hoy no voy a escribir mucho, ¡ando liadísima con el curso, estudiando y todo!, no da tiempo para nada… Pero he descubierto una ilustradora que me chifla, Elena Pancorbo, y quería compartir esta imagen de Blancanieves (¡yo! :D) que ha dibujado. ¿Qué os parece?

LA VIDA Y SUS CAMBIOS

cambios

Elisa, una de nuestras lectoras, escribió en un comentario que las cosas pueden cambiar de un día para otro, que a veces parece que algo será para siempre y luego… no es así. Y que eso la desconcierta.

Sí, Elisa, pero es que ¡la vida es así! Y debemos tomarla como viene. Es verdad que, por ejemplo, con la mejor amiga, con tu primer amor… crees que eso nunca va a cambiar o acabar y, de repente, un día te das cuenta que ya no tienes tantas cosas en común con quien era tu mejor amiga del cole, o que ya no sientes lo mismo por ese chico. A veces, las cosas no cambian para ti, pero sí para los demás. Y es cuando te llevas una bofetada monumental porque tu novio te deja de la noche a la mañana y tú no entiendes por qué, si hasta ayer no paraba de repetirte que te quería.

Por eso, porque en la vida las cosas cambian, nosotras las Princess creemos que lo importante es que lo que vivas (lo que ames, lo que compartas…) lo vivas de verdad… Como ya escribimos como respuesta al comentario de Elisa, de este modo, cuando lo que sientas, lo que hagas… lo sientas y hagas de verdad, cuando las cosas se acaben, sí, claro que sentirás tristeza, pero también una alegría enorme por haber vivido eso, por haber sido protagonista de esa amistad, o de esa historia de amor… Porque sí, a veces cuando las cosas se acaban nos sentimos desgraciadas cuando en realidad deberíamos sentirnos afortunadas. Deberíamos sentirnos afortunadas de que pasaran. De haberlo vivido. De haber sentido tanto.  De haber tenido tanta suerte. Sí, deberíamos dar las gracias por todos los momentos bonitos, por todos los abrazos que hemos recibido de amigas cuando estábamos de bajón, por todos los besos que nos dio ese chico que nos gustaba y que durante un tiempo ¡nos correspondió!, en vez de lamentarnos de que se acabaran.

EL VERANO

post 48

A los que pasarán el verano conmigo. A los que lo pasarán lejos de mí. A los que me gustaría que lo pasaran conmigo, ni que fuera unos días, un momento, pero que ya no están en mi vida. A los que quise. A los que quiero. A mis mejores amigas, las Princess. A los compañeros de clase que me hacen reír. Y a los que me dejan los apuntes. También a los compañeros de clase idiotas, los que a veces se meten conmigo; ¿por qué no? A mi anciana vecina, la que siempre me sonríe cuando me ve cargada con los libros de clase y sujeta la puerta y espera a que pase para decirme casi en un susurro: “¡Quién tuviera tu edad!”. A mis padres, aunque me den tanto la vara, a mis hermanos, aunque me hagan rabiar. Al chico que me gusta ahora (¡a ver si un día te enteras!) y al chico que me gustó. Y a mí misma, cómo no.

 

A todos ellos, a todos vosotros… ¡FELIZ VERANO!

¡LLORA UN POCO!

Post 45_07.03.14

Llorar. Parece que llorar sea algo malo, porque normalmente lloramos cuando estamos tristes: hemos sufrido una decepción, alguien nos ha roto el corazón, ha pasado algo terrible en nuestra vida… ¿Cuántas veces hemos notado las lágrimas asomar a nuestros ojos y las hemos reprimido como podíamos, o si alguna se ha escapado la hemos eliminado en seguida con un manotazo? ¿Cuántas veces hemos escuchado un “venga, no llores”? Pero cuando las lágrimas asoman a los ojos es porque ya no podemos aguantar, y debemos dejarlas salir, debemos dejar salir esa pena que nos consume. El otro día leímos algo sobre llorar que nos gustó mucho:“Las lágrimas son la forma en que tu cuerpo habla cuando tu boca no puede explicar el dolor que siente”Porque a veces la tristeza es tan grande que sólo se puede echar de una manera: llorando. No te valen las palabras de consuelo, necesitas llorar y sacarlo todo. Es entonces cuando, tras tantas lágrimas vertidas, tras los ojos enrojecidos e hinchados, encuentras algo de paz. Yo cuando lloro mucho suelo quedarme dormida después, porque me siento muy cansada. Y, al despertar, aunque sigo triste, la pena es más pequeña.

Por eso, aunque digan que no, llorar es bueno.