Y DE NUEVO, VACACIONES

feliz verano

Pues ¡otro verano más que llegó! Tal vez disfrutes de unas vacaciones o quizás te toque trabajar pero, sea como sea nos sentimos todos algo más relajados, quizá porque, aunque se trabaje, los días son más largos y se aprovechan más, los fines de semana, con las playas y piscinas y tiempo al aire libre uno siente también que vive más a fondo e intensamente la vida.

Además, todos tenemos buenos recuerdos del verano. Ya sea porque lo pasabas en el pueblo con tus abuelos (y hoy ellos ya no están aquí y pensar en tus veranos de pequeño con ellos te enternece), porque recuperabas a tu panda de tu lugar de veraneo… Las pequeñas cosas, como la siesta, las fiestas populares… hacían del verano algo mágico.

Luego una se hace mayor y a veces esa ilusión desaparece. Así que este año me he propuesto… vivir el presente y este verano, ¡como antes! Así que…

… ¡vivir el presente! Ya tendré tiempo en septiembre de pensar en todo el montón de cosas por hacer, obligaciones, problemas… ¡hoy toca olvidarse de todo y comer un buen helado!

… ¡disfrutar de todo lo que me rodea! Porque sí, quizá no puedo irme a esa isla paradisíaca a tropocientos kilómetros de aquí pero, oye, ¡y lo que me río en el pueblo con mis amigos de siempre comiendo pipas!

Y es que… eres tú quien puede crear un verano diferente. Somos dueños de nuestra vida, ¡que no te condicionen las circunstancias y saca lo mejor del verano y de tu situación! ¿Que te quedas en la ciudad? ¡Sácale provecho!

… ¡aprovechar para conocer gente nueva! La clave es la amabilidad. Sea en el pueblo o en la ciudad, siempre hay alguien desconocido por conocer que puede llegar a ser un buen amig@ o incluso ¡un romance!

… ¡disfrutar de todo lo que me gusta! No pensar en las calorías que tiene un helado, o que llevo toda la tarde tirada en el sofá viendo una serie… Como dicen los anuncios de l’Oréal, ¡yo lo valgo!

Lo dicho: este verano está en tus manos. Llénalo de buenos recuerdos. 🙂