¡SORPRESA!

Como algunas de vosotras nos habéis pedido una avanzadilla de Llévame contigo, la tercera parte de nuestras aventuras, os dejamos con este fragmento… ¡uy uy uy!

―No quiero que me malinterpretes, pero ahora no estamos aquí para saber si amas o no a Sergio. ¡Es evidente que lo quieres! ―Estela hace una breve pausa―. Quiero que me respondas una pregunta, y te lo digo muy en serio. Sospechas de él, ¿no?

Silvia se queda pensativa.

―Sí.

―¿Y quieres saber la verdad?

Esta vez Silvia no tarda en responder.

―Sí.

―Pues entonces tienes dos opciones. La primera es pillarle el móvil y empezar a cotillearlo todo. La segunda es preguntárselo directamente.

P. D. La semana que viene… ¡otra sorpresa más! 🙂

post 43

SUEÑOS ¿IMPOSIBLES?

Post 46_7.02.14

 

Cada una de nosotras tiene un sueño. Un sueño con el que, claro,  ¡soñamos! Un sueño por el que luchamos, que nos mantiene ilusionadas, ¡vivas! Pero siempre hay alguien que intenta privarte de esa ilusión, que se empeña en recordarte lo difícil que será conseguir ese sueño, o no ya difícil, lo IMPOSIBLE que te resultará. Así que mejor piensa en otra cosa, cambia de deseo. ¿Por qué hacen eso? ¿Es que perdieron la esperanza en el camino, por cosas de la vida? ¿O sólo son personas negativas, quizá incluso malas? Sea como sea, nadie tiene derecho a aplastar los sueños de otro, ¡al contrario!, deberíamos apoyarlos, aunque nos parezcan complicados de conseguir o incluso inalcanzables a veces.

La única manera de lograr tu sueño es empeñándote en conseguirlo. Así que la próxima vez que alguien te diga que lo que sueñas no es posible y que te vayas quitando esa idea de la cabeza, que renuncies, que aceptes la derrota, respóndele: “El día que los cerdos vuelen”.

¿NUEVAS… PRINCESS?

Post 45_29.01.14

Porque quizá, en nuestras próximas aventuras, aparezca una quinta Princess… os dejamos con una entrada (sobre ser pequeño y crecer que nos ha hecho emocionarnos y reír a la vez) de un blog llamado La vida de una Princess, escrito a cuatro manos por Ariel y Rapunzel, donde ellas abren su corazón y comparten sus experiencias ¡exactamente como nosotras!

Y tú, ¿sabes qué tipo de Princess eres? Con este simpático cuestionario inglés puedes averiguarlo…

¡FELICES FIESTAS!

Conozco a mucha gente que no disfruta de la Navidad, pero yo soy de las que la espero con ansia e ilusión, con una sonrisa en los labios. ¡Me encantan estas fiestas! Me gusta ponerme el abrigo y la bufanda, salir a la calle y sentir el frío en las mejillas, alzar los ojos y ver las luces iluminando las calles y a la gente que, en estas fechas, sale a pasear mucho más aunque sea invierno y oscurezca tan pronto. Me gustan las ferias de juguetes y artesanía, los pesebres callejeros, las comidas familiares, salir con las amigas. Volver a sentirme algo niña de nuevo.

Así que, desde aquí, el resto de Princess y yo os deseamos…

Post 44_19.12.13

 

MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS…

Por fin viernes! Me encantan los viernes, no sólo porque llega el fin de semana y mañana podré dormir todo lo que el cuerpo me pida, también porque, sí o sí, los viernes tarde las Princess tenemos una cita ineludible. Aprovechamos que no tenemos que estudiar urgentemente para ningún examen (sí, ¡a veces dejamos las cosas para última hora!) y que andamos todas más tranquilas porque sabemos que tenemos aún dos días por delante para hacer todo lo que nos plazca (y las tareas obligadas también, ¿eh?), así que es la tarde perfecta para quedar, relajadas, en el parque, y ¡hablar por los codos de todo!

Adoro a mis Princess, ¡las quiero un montón! Son las mejores, las más guapas para mí. Y es que ellas, Bea, Silvia y Estela, son… ¡MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS!

(Os propongo un juego: ¿sabéis reconocer quién es quién en las fotos? A Estela le gusta cambiar mucho de look y disfrazarse; Silvia, aunque no dé importancia a lo que lleva puesto –suele ir en tejanos–, siempre tiene una sonrisa puesta; y Bea… es el ángel del grupo.)
Post 41_15.11.13_2
 
Post 41_15.11.13_1
 
 
Post 41_15.11.13_3

Te quiero

Post 37_3-06-13

Hola, soy Bea. Ana me ha dejado su blog de Blancanieves porque tengo algo muy importante que contar.

Un día un chico me dijo que me quería. Me lo soltó como si nada. Te quiero. Luego me dedico una sonrisa enorme y se marchó. Estuve toda la noche sin poder dormir, fantaseando con él. Imaginándome que me diría cuando saliéramos juntos o cuando hagamos el amor. Es lo máximo a que aspira una princesa, que su príncipe la quiera.  Esas palabras no pararon de retumbar en mi cabeza… te quiero, te quiero, te quiero… hasta la mañana siguiente. Llegué a clase. Me senté en mi mesa y pude ver como el chico se acercaba. Estaba tan nerviosa, que no sabía qué cara poner. Jamás me había besado, pero ya sabía que me quería.  Me lo dijo. Me dedicó otra sonrisa y se sentó. Aquel lunes, el profe nos hizo un examen sopresa. Un examen tipo test.  La tercera pregunta era la más complicada. El chico se giró. Miró a mi compañera  Ana y le dijo: ¡¡¡la tres, la tres!!! Porfa. Ana, más rápida que una bala le contestó: LA C. El chico le guiño el ojo y le dijo: Gracias, te quiero.

Resumen:No todos los hombres dicen TE QUIERO cada tres segundos. Los que aman de verdad, saben cuando y como hacerlo. Así distinguimos las princesas, a los hombres de los Príncipes. Unos quieren y otrosaman.