ENSÉÑAME EL CIELO…

Bueno, ¡pues ya ha llegado el mes de la publicación de la cuarta novela de Lof Yu! Para San Juan ya la tenéis en librerías… ¡Aix, qué nervios! Ya os conté que no es una historia con las Princess de protagonistas… Bueno, yo salgo, porque lo que se cuenta en Enséñame el cielo es la historia del verano que cambió por completo a mi prima Sole, y yo ese verano también andaba por el pueblo con ella. ¡Ah!, y también hay canción de Marcos… porque él y Silvia pasaron un par de días con nosotras en el pueblo, para las fiestas.

He hecho una foto de la contra del libro, para quien tenga curiosidad por saber de qué va… :))

Enséñame el cielo

Anuncios

TE IRÁ BIEN, TE IRÁ MAL, PERO SIEMPRE ¡SONRÍE!

Post 31_05-04-13

¡Gente! Sonreíd, ¡ya llegó el viernes! Es un viernes muy gris y amenaza lluvia pero eso, a las Princess, ¡no nos quitará la sonrisa! Tenemos un fin de semana por delante que puede estar lleno de momentos maravillosos: así debemos enfrentarnos siempre a la vida, ofreciéndole nuestra mejor sonrisa. Porque ¿sabéis?, es así como la vida, a su vez, te sonríe a ti también.

Probadlo y ¡lo comprobaréis! Empezad con algo sencillo: sonriendo a esa vecina con la que coincidís en el ascensor, sonriendo a la cajera del supermercado que te atiende, sonriendo a vuestros padres cuando os despedís de ellos antes de salir de casa… Repartid sonrisas y veréis ¡como el gris de lluvia de este viernes se convierte en un amarillo de sol!

¿PARA QUÉ TIENES MÓVIL?

Estoy enfadada. Si, hoy estoy enfadada. Porque las princesas también se cabrean. Una NO RESPUESTA a una llamada me puede poner de los nervios a veces. Ya llamará, tranquila… dicen algunos. No. No me gusta nada, me da rabia y me parece de muy mala educación. Estoy harta de ese tipo de personas que, por sistema, no contestan al móvil. No contestan los mensajes cuando toca y ni siquiera los Whatsapp. ¿Para qué narices tienes móvil? El mundo se divide entre los que contestamos al teléfono y los que no. Si una Princess no me contesta en un día, pienso que está enferma, que le han robado el móvil, que ha tenido un accidente… pero cuando el que no contesta es un chico al que acabas de conocer, lo que pasa, y esto está más que claro, es que no le interesas. Y si resulta que le interesas pero es de ese tipo de persona que no contesta al teléfono, a la que no le interesa es a ti. Estamos en el siglo XXI, ¡por favor! Si no quieres usar el móvil, vete a vivir a las montañas con las cabras. Sí, ya lo he dicho. Hoy estoy enfadada.

Un micro cuento para animar el post:

Era un dragón urbano, mostraba su fuego interno por unas monedas. Secuestrar princesas ya no era un negocio. Claudia. L. Flores

Amistad con sabor a fresa

Siempre me ha gustado el color rosa y el sabor de las fresas. A algunos os puede parecer cursi, pero no lo es. Es como cuando estás terriblemente enamorada de alguien y ese alguien hace una tontería súper romántica que te encanta. Si no estuvieras enamorada, definirías ese acto romántico como cursi y tu príncipe no sería un príncipe.

El amor es lo que convierte a lo cursi en romántico. Bueno, pues a mí me pasa algo parecido con mis amigas, Las Princess, a quienes adoro y saben a fresa. Cada una tiene su color, pero todas juntas somos claramente rosa. Bea es azul como el mar, porque le gusta correr, nadar, el aire… Estela es roja, ¡muy roja!, porque es apasionada y divertida. La dulce Silvia es ¡tan verde! como la naturaleza, como el parque, como la paz que siempre nos transmite a todas. “¿Y Ana?”, se preguntaran algunos… ¿de qué color soy yo? Pues no lo tengo muy claro. Igual estaría bien que respondieran Las Princess. ¿Sabéis qué? Voy a hacer una locura. A partir de hoy voy a compartir el Blog de Blancanieves con ellas. Sí, Princess, quiero que lo compartamos, de la misma forma que compartimos nuestras penas, nuestras alegrías y nuestras fresas. Que no sé si los sabéis, pero ¡es nuestra fruta favorita!

Esperaré pacientemente vuestra entrada. Quiero tener un color con sabor a fresa. Mientras espero, me voy a preparar la merienda.

Receta de fresas con vinagre:

  • 250 gramos de fresas
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 3 cucharadas de azúcar

Se mezcla todo en un tupper, se deja reposar toda la noche y a la mañana siguiente… ¡Mmmm… las fresas más deliciosas que una verdadera princesa pueda desear!

(¡Gracias al fotógrafo Juan Carlos por permitir que reproduzca su preciosa foto de las fresas!)