DESCONEXIÓN

Hace unos días llegué del pueblo de mi prima Iris. Ha sido una desconexión en todos los sentidos. ¡Para empezar en el pueblo no había conexión a internet!

Sé lo que estaréis pensando… de hecho cuando llegué y vi que no tenía conexión la empecé a buscar hasta que mi prima me dijo: “Ni lo intentes,  aquí la red móvil es como un perro verde…”.

–¿CÓOOOOMMMMOOOOOO? –dije yo sin acabar de entender lo que estaba pasando.

Si quieres hablar con alguien, tienes que llamar por teléfono fijo, como antes… 

¿La NASA puede mover un robot teledirigido en Marte y yo no tengo cobertura?

Entonces miré el teléfono: sin conexión. Como si fuera una cuestión de fe, miré al cielo y respiré, caminé unos metros e… incapaz de conectarse a ninguna red.

funda móvil_princess

En realidad desde que tengo móvil no me he separado de él, bueno, ni de mi portátil para poder escribir en el blog. Pero escribir, aunque no pudiera publicar nada aquí, podía seguir escribiendo mis reflexiones y pensamientos y guardarlos en un archivo, pero estar sin móvil… Cada cinco minutos lo miraba, me parecía increíble que pasaran los mnutos, las horas, y no me entrara ningún Whatsapp, ¡nada! Intentaba entrar en Facebook y tampoco, nada… ¡imposible!

Pero, ¿sabéis? Empecé a olvidar el móvil en casa, a salir sin él y… a disfrutar de eso. De pasar por la piscina para ver si alguno de los amigos de mi prima estaban ya allá, de bajar a la planta baja a charlar con mis tíos en vez de encerrarme arriba a chatear en mi habitación… a salir más en bicicleta, leer y hablar con quien me encontrara del pueblo en mis paseos. Y es que a veces nos desconectamos de una cosa para conectarnos en otra. 🙂

En fin… que me lo he pasado genial, y ahora me resulta hasta raro volver a estar conectada permanentemente.

¿Qué tal vuestro verano?

AMORES DE VERANO

¡Por fin es AGOSTO!

No sé vosotr@s, pero este mes no pienso hacer nada más que descansar, divertirme y dejarme sorprender. Tengo ganas de trasnochar mirando el cielo, tener buenas conversaciones con las amigas, soñar haciendo la siesta, dejar que el sol me dore la piel,  conocer gente… y quizá conozca a alguien… pero ya os digo ahora que no tengo ninguna prisa.

Si pasa, pasa…
Ahora que lo pienso, aún no he tenido ningún amor de verano, pero me gusta la idea… conocer a alguien en una fiesta en la playa, besarse en la arena y ver salir el sol… y sobre todo… ¡un amor de verano que me dure todo el año!

amor verano

No sé qué tiene este mes, la combinación entre el buen tiempo, no tener que ir a clase y dedicarte a ti y a tus amigos es la ecuación perfecta para pasártelo en grande.

Por cierto, me acaba de llamar mi prima Iris, ¡me ha invitado a su fiesta de cumple en el pueblo! ¡Me voy a quedar unos días allí! Creo que voy a invitar a Silvia y a Marcos.

El verano está lleno de oportunidades, aventuras y experiencias… pues si no fuera así no sería AGOSTO.

¡Disfrutad de las vacaciones!

ENSÉÑAME EL CIELO…

Bueno, ¡pues ya ha llegado el mes de la publicación de la cuarta novela de Lof Yu! Para San Juan ya la tenéis en librerías… ¡Aix, qué nervios! Ya os conté que no es una historia con las Princess de protagonistas… Bueno, yo salgo, porque lo que se cuenta en Enséñame el cielo es la historia del verano que cambió por completo a mi prima Sole, y yo ese verano también andaba por el pueblo con ella. ¡Ah!, y también hay canción de Marcos… porque él y Silvia pasaron un par de días con nosotras en el pueblo, para las fiestas.

He hecho una foto de la contra del libro, para quien tenga curiosidad por saber de qué va… :))

Enséñame el cielo

EL ARTE

blancanieves

Hoy no voy a escribir mucho, ¡ando liadísima con el curso, estudiando y todo!, no da tiempo para nada… Pero he descubierto una ilustradora que me chifla, Elena Pancorbo, y quería compartir esta imagen de Blancanieves (¡yo! :D) que ha dibujado. ¿Qué os parece?

MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS…

Por fin viernes! Me encantan los viernes, no sólo porque llega el fin de semana y mañana podré dormir todo lo que el cuerpo me pida, también porque, sí o sí, los viernes tarde las Princess tenemos una cita ineludible. Aprovechamos que no tenemos que estudiar urgentemente para ningún examen (sí, ¡a veces dejamos las cosas para última hora!) y que andamos todas más tranquilas porque sabemos que tenemos aún dos días por delante para hacer todo lo que nos plazca (y las tareas obligadas también, ¿eh?), así que es la tarde perfecta para quedar, relajadas, en el parque, y ¡hablar por los codos de todo!

Adoro a mis Princess, ¡las quiero un montón! Son las mejores, las más guapas para mí. Y es que ellas, Bea, Silvia y Estela, son… ¡MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS!

(Os propongo un juego: ¿sabéis reconocer quién es quién en las fotos? A Estela le gusta cambiar mucho de look y disfrazarse; Silvia, aunque no dé importancia a lo que lleva puesto –suele ir en tejanos–, siempre tiene una sonrisa puesta; y Bea… es el ángel del grupo.)
Post 41_15.11.13_2
 
Post 41_15.11.13_1
 
 
Post 41_15.11.13_3

La vuelta de vacaciones

post 40_13-09-13

Un día un profesor de latín me dijo que la palabra vacaciones venía de la palabra vacío… Es decir que la esencia de las vacaciones es no hacer nada. Pero ahora que llego a casa, después de dos meses sin pisar mi habitación, siento que no puedo opinar lo mismo.

Para mí las vacaciones no representan el vacío, sino todo lo contrario. Vives la noche, tu piel se tiñe de canela, la gente está más contenta y guapa, no tienes deberes y no tienes por qué aguantar tu profesor de matemáticas.

En verano vives la libertad. Te despiertas tarde, puedes hacer sesiones de tele maratonianas, por no decir de leer lo que te plazca, y estaréis conmigo, que no existe placer más grande que comerte un helado de fresa a media tarde después de un día caluroso y de playa.

Yo pienso que el vacío existe después de la vuelta. Cuando entras en tu habitación y ves que todo sigue como lo dejaste. La colcha, tu escritorio, la mochila del insti aún con los libros del año anterior… ¡No eres la misma! ¡NO PUEDES SER LA MISMA!

Mi padre me dijo un día que muchas personas están tristes después de  volver de vacaciones. Yo no puedo decir lo mismo, pero sí me he sentido rara. Por ese motivo quiero dar unos consejos para aquellas personas a las cuales la vuelta les resulta un poco dura.

1. Cambia tu habitación. Pinta las paredes, quita tus posters antiguos, ¡revisa tu vestuario!
2. Intenta conservar el moreno: dicen que la zanahoria va súper bien!
3. Retoma tus amistades y explícales tus cambios.  ¡COMPARTE TU VERANO CON TUS AMIG@S!
4. Conserva los amigos del verano por vía Facebook, whatsapp, etc… ¡ell@s posiblemente estarán pasando lo mismo que tú!
5. No desesperes, aunque parezca una tontería el final del verano representa la entrada de un nuevo año. ¡Prepárate para la vuelta al insti! Estoy segura que nuevas historias te esperan desde el primer día.

Yo he seguido estos puntos y aunque aún siento la nostalgia puedo decir que me han servido.

¡Espero que hayáis pasado un buen verano!

Ana

LLEGA… ¡LA NOCHE MÁS TERRORIFICA DEL AÑO!

Las Princess estamos preparando la noche de Halloween… Y tú, ¿tienes plan para hoy? Nosotras nos reuniremos en el Milano, un grupo del instituto ha organizado una fiesta ahí y tiene toda la pinta de ser ¡terroríficamente divertida! Para los que se presenten disfrazados la entrada es gratis, así que las Princess hemos decidido convertirnos en monstruos por una noche: Estela irá de zombi porque, junto a algunos amigos suyos del teatro han preparado una coreografía de Thriller, de Michael Jackson. A nosotras Estela nos animó a bailar con ellos e incluso nos pasó un vídeo para que aprendiéramos los pasos pero, qué va, ¡qué vergüenza nos daba a las tres! Así que al final Bea se ha decidido por un mono de esqueleto (¡claro, con ese tipazo que tiene de hacer deporte!); Silvia, de fantasma (porque dice que es lo más fácil, se coloca una sábana encima y ¡arreando!, y porque quiere darle una sorpresa a Sergio, que llegue a la fiesta y no la reconozca); y yo, de ¡brujita! A todas las Princess les hace mucha gracia que haya escogido este disfraz porque dicen que ¡es todo lo contrario a mí! Pero yo les respondo que justo por eso lo he escogido: así, disfrazada, tendré excusa para ser un poco mala y… que se vaya preparando mi novio David esta noche… 🙂

¿Y vosotros? ¿Ya tenéis disfraz? Si aún no estáis seguros de qué personaje os va mejor… ¿por qué no lo descubrís con este test?

MUCHO MÁS HERMOSO

¡Ey! Soy Estela, Ana me ha dejado colarme en el blog para escribir esta entrada y gritar a los cuatro vientos que… ¡estoy enamorada! El amor es lo más maravilloso, ya lo dicen, es lo que mueve el mundo, ¿o no? A mí me mueve el amor que siento por Marcos, pero también el amor que siento por su música… Cuando cantamos juntos… ¡puff!, a menudo me recorren escalofríos por la espalda, es algo… ¡indescriptible! Y es que todo es mejor cuando estamos juntos. Cuando cantamos juntos. Y me mira a los ojos. Y me sonríe. Y me hace los coros, cantando: “Abrázame fuerte”.

PIENSA EN MÍ

Silvia y David ya han vuelto a casa. Ha sido una semana maravillosa, estar con ellos y hacer excursiones me ha hecho ver mi pueblo de todos los veranos, desde que era pequeña, de otro modo, de una manera muy diferente. He descubierto rincones por los que había pasado mil veces y nunca había prestado atención… rincones que permanecerán en mi recuerdo para siempre, porque ahora, en ellos, siempre veré momentos inolvidables. Como la noche en que, en las fiestas del pueblo, Silvia pilló una borrachera de ponche a lo tonto, porque durante la media parte, en el descanso de la orquesta, los de la organización sirvieron ponche para todos en la plaza y ella, que no está acostumbrada, ¡con un par de vasos se puso de lo más divertida! No dejó de bailar hasta el final, y eso fueron ya las seis de la mañana, porque después de la orquesta hubo disco móvil. Luego, al día siguiente, ¡le dolía la cabeza que ni os cuento! Sus padres no se enfadaron con ella, parece que ellos también pasaron algún que otro verano en su pueblo, de jóvenes, y que ¡un desliz en las fiestas del pueblo está permitido! Ojalá los míos fueran tan permisivos.

Pero el recuerdo que permanecerá para siempre en mi corazón es el de la última noche que Silvia y David pasaron aquí. Después de cenar salimos con David a dar una vuelta, los dos solos Silvia, eres la mejor de las amigas!, gracias por entenderlo y quedarte en la casa rural). Caminamos hasta la fuente, que está a la salida del pueblo, y nos sentamos allí. Había luna llena, no podía ser una noche más bonita. Nos quedamos callados, sólo se oía a los grillos. Me volví hacia él, me miró a los ojos y me acarició el pelo. Eso hizo que mi corazón fuera a mil. Puso su mano en mi nuca y tiró de ella hacia él, hasta que nuestras caras quedaron a muy pocos centímetros de distancia. Antes de besarme muy dulcemente y de quedarnos abrazados y en silencio, disfrutando de tanta paz nocturna, me dijo: “Piensa en mí estos días que no estaré”.

¡Te quiero, David!

SORPRESA

Hola, dulce Blancanieves, soy Silvia. Tengo que decirte, que tu última entrada ha causado un gran revuelo en casa. Como sabes, la maldita crisis no nos permite hacer el viaje de cada año y no tenemos ningún plan divertido. O sea, que pensando pensando, hemos decidido que nos encantaría desconectar e irnos lejos, muy lejos… a un lugar sin semáforos, ni ruidos ni cobertura. Sin periódicos, sin noticias, sin nada… Sí, amiga, es lo que estás pensando… (Imaginamos todos ahora a Blancanieves saltando en su cuarto, ¿verdad?) Pues eso, que hemos alquilado un casa rural en tu pueblo, durante una semanita. ¿Ya va siendo hora que tus padres y los míos se conozcan, no? Espero que esta noticia te haga feliz y no te dé vergüenza. Este verano no vas a quedarte ni sin príncipe ni sin Princess. Es verdad que BEA y ESTELA no estarán con nosotras, pero les pediremos que nos vayan informando a través del blog. Tengo ganas de respirar aire puro, de verde, de animales… ¿y por qué no decirlo? Tengo ganas de pasar el verano con alguien más que con mi familia. Pero sólo una semanita, que una también tiene un príncipe al que cuidar. Pero antes de marcharme, te confesaré qué es lo que nos convenció a todos para venir a pasar el verano contigo. No fue lo de tu príncipe, para nada. Fue lo que dijiste de ser hija única. Tienes toda la razón. Yo, que adoro a mi hermano, quiero que sepas, que a ti, querida Princess, te considero una hermana. Quiero que pasemos el verano en familia y eso es lo que haremos.

P. D: En la página web de la casa rural había esta foto. ¿Es realmente así tu pueblo? ¡Me encaaaaaaantaaaaaaa!