La vuelta de vacaciones

post 40_13-09-13

Un día un profesor de latín me dijo que la palabra vacaciones venía de la palabra vacío… Es decir que la esencia de las vacaciones es no hacer nada. Pero ahora que llego a casa, después de dos meses sin pisar mi habitación, siento que no puedo opinar lo mismo.

Para mí las vacaciones no representan el vacío, sino todo lo contrario. Vives la noche, tu piel se tiñe de canela, la gente está más contenta y guapa, no tienes deberes y no tienes por qué aguantar tu profesor de matemáticas.

En verano vives la libertad. Te despiertas tarde, puedes hacer sesiones de tele maratonianas, por no decir de leer lo que te plazca, y estaréis conmigo, que no existe placer más grande que comerte un helado de fresa a media tarde después de un día caluroso y de playa.

Yo pienso que el vacío existe después de la vuelta. Cuando entras en tu habitación y ves que todo sigue como lo dejaste. La colcha, tu escritorio, la mochila del insti aún con los libros del año anterior… ¡No eres la misma! ¡NO PUEDES SER LA MISMA!

Mi padre me dijo un día que muchas personas están tristes después de  volver de vacaciones. Yo no puedo decir lo mismo, pero sí me he sentido rara. Por ese motivo quiero dar unos consejos para aquellas personas a las cuales la vuelta les resulta un poco dura.

1. Cambia tu habitación. Pinta las paredes, quita tus posters antiguos, ¡revisa tu vestuario!
2. Intenta conservar el moreno: dicen que la zanahoria va súper bien!
3. Retoma tus amistades y explícales tus cambios.  ¡COMPARTE TU VERANO CON TUS AMIG@S!
4. Conserva los amigos del verano por vía Facebook, whatsapp, etc… ¡ell@s posiblemente estarán pasando lo mismo que tú!
5. No desesperes, aunque parezca una tontería el final del verano representa la entrada de un nuevo año. ¡Prepárate para la vuelta al insti! Estoy segura que nuevas historias te esperan desde el primer día.

Yo he seguido estos puntos y aunque aún siento la nostalgia puedo decir que me han servido.

¡Espero que hayáis pasado un buen verano!

Ana

Anuncios