SIN COBERTURA

Pronto llegara ese momento tan temido… ¡las vacaciones de verano! Y no es que no me guste el verano, lo que no me gusta es separarme de la gente que quiero. Me entran pensamientos negativos en la cabeza y temo que si paso mucho tiempo sin mi príncipe, alguna lagarta me lo va a quitar. O que las Princess se olvidaran de mí y me substituirán por una chica fashion con el pelo teñido y las uñas pintadas de fucsia. ¡Soy así de tonta!

Como cada año, mis padres y yo marchamos al pueblo. Me gusta ver a mis abuelos, a los amigos de la infancia, y recuperar la vida sin cobertura. Sí, mi pueblo es uno de esos lugares que no tienen casi 3G. Es mas fácil ayudar a parir a una vaca que conectarse a Internet. Y aunque me apetece un montón ir, creo que un mes es demasiado tiempo. Pero claro, mis padres ni locos me dejan sola en la ciudad un mes entero. Claro que a mí lo que en realidad me gustaría es que lo pasáramos juntos mi príncipe y mis Princess, pero creo que aún falta tiempo para eso. Cuando pienso eso, me siento pequeña otra vez. ¡Y me da rabia ser hija única y no tener hermanos!

Pero quiero que sepáis todos que, aunque tenga que andar 10kms. cada semana, no pienso dejar de escribir en mi blog. Aunque un poco de ayuda ¡no me iría nada mal!

Besos a todos y os deseo un dulce y ¡feliz verano!

 

¿PARA QUÉ TIENES MÓVIL?

Estoy enfadada. Si, hoy estoy enfadada. Porque las princesas también se cabrean. Una NO RESPUESTA a una llamada me puede poner de los nervios a veces. Ya llamará, tranquila… dicen algunos. No. No me gusta nada, me da rabia y me parece de muy mala educación. Estoy harta de ese tipo de personas que, por sistema, no contestan al móvil. No contestan los mensajes cuando toca y ni siquiera los Whatsapp. ¿Para qué narices tienes móvil? El mundo se divide entre los que contestamos al teléfono y los que no. Si una Princess no me contesta en un día, pienso que está enferma, que le han robado el móvil, que ha tenido un accidente… pero cuando el que no contesta es un chico al que acabas de conocer, lo que pasa, y esto está más que claro, es que no le interesas. Y si resulta que le interesas pero es de ese tipo de persona que no contesta al teléfono, a la que no le interesa es a ti. Estamos en el siglo XXI, ¡por favor! Si no quieres usar el móvil, vete a vivir a las montañas con las cabras. Sí, ya lo he dicho. Hoy estoy enfadada.

Un micro cuento para animar el post:

Era un dragón urbano, mostraba su fuego interno por unas monedas. Secuestrar princesas ya no era un negocio. Claudia. L. Flores