MUCHO MÁS HERMOSO

¡Ey! Soy Estela, Ana me ha dejado colarme en el blog para escribir esta entrada y gritar a los cuatro vientos que… ¡estoy enamorada! El amor es lo más maravilloso, ya lo dicen, es lo que mueve el mundo, ¿o no? A mí me mueve el amor que siento por Marcos, pero también el amor que siento por su música… Cuando cantamos juntos… ¡puff!, a menudo me recorren escalofríos por la espalda, es algo… ¡indescriptible! Y es que todo es mejor cuando estamos juntos. Cuando cantamos juntos. Y me mira a los ojos. Y me sonríe. Y me hace los coros, cantando: “Abrázame fuerte”.

Anuncios

ABRÁZAME FUERTE

Empezaron a caer las primeras gotas de lluvia y trajeron un poco del frío del otoño. Me gusta mucho el verano, pero me encantan los cambios de estación, sacar ahora los jerseys, sentir cómo me abriga la sudadera o la rebeca que me echo encima de los hombros. Es como si las prendas te envolvieran, como si te abrazaran.

Con la lluvia, me gusta arrebujarme en el sofá y ver las gotas caer por la ventana mientras escucho música. Me he puesto Abrázame fuerte, de Marcos. ¡Qué bonita es esta canción! ¡Y me encanta lo bien que se complementa su voz con la de Estela! Hacen una pareja fantástica. Una pareja que, cuando canta esa canción, se mira a los ojos y sonríe. Una pareja que, cuando acaban de cantar, se abraza. Y es que los abrazos… ¡nunca sobra darlos a aquellos que queremos!

 

EL AMOR ES UN DRAMA

A menudo, mis amigas y yo nos pasamos horas charlando sobre chicos. A veces me pregunto si no hay nada más importante en el mundo. Parece que si no tenemos amor somos unas desgraciadas, y parece que cuando lo tenemos, nos pasamos el día hablando de él. Reconozco que yo puedo ser muy pesada hablando de mi príncipe, que dramatizo con frecuencia y que necesito la ayuda de mis amigas hasta para mandar un tonto Whatsapp. Pero ¿es necesario de verdad tanto drama, tanto show y… tanto romanticismo? Porque a veces el romanticismo y el drama van cogidos de la mano. Si no lloras por un chico parece que no le quieres. Si no le echas de menos, es que no tenéis nada serio. Si no sientes celos cuando habla con otra, es que lo vuestro no es de verdad. En serio, ¿es necesario tanto sufrimiento?

¿Es eso estar enamorado?

¿Si no sufres no hay amor?

¿Puede haber una relación sin drama?

¡¡¡Ay, qué lío!!! Yo quiero ser feliz y quiero estar enamorada. Y si estoy enamorada soy feliz, pero a la vez sufro. Sé que las chicas que no tienen amor pensarán que soy una egoísta que no valora lo que tiene, pero no es así. Sólo que el amor, a veces, es tan fuerte que duele.

NORMALIDAD

¿Cómo saber si eres normal, única, diferente o rara? ¿Cómo saber si estás loca?

A menudo, las cosas más feas, extrañas y anormales son las que molan más. Y la gente más rara es la que está más de moda. Mucha gente dice que mi amiga Estela está loca y esto a ella le parece genial. Es una locura positiva. Bea es muy exuberante y a veces parece que va de guapa por la vida, anda como si fuera a cámara lenta, pero eso le da una personalidad despampanante. Y Silvia es una empollona, una “rarita”, una friki de los números y de las buenas notas. Pero eso la hace especial.

A veces me da la sensación de que soy la normal de grupo y no me gusta nada. ¿Ser normal es bueno? Parece que no. Mi familia es muy normal, no destaca por nada, ni bueno ni malo. Antes mi padre daba risa con su batamanta, pero hasta esto se ha convertido en algo normal. Mi madre se pasa el día enganchada a la tele como muchas mujeres de su edad y yo… parece que yo sólo sé hablar de los demás. ¿Qué tiene esto de raro? ¿No será que lo normal ya no es lo habitual y es lo que me hace a mí especial? Quizá sí. Reivindico la normalidad como acto de rebeldía. Hala. Ya lo he dicho. 🙂 ¡Viva la normalidad!

 

SORPRESA

Hola, dulce Blancanieves, soy Silvia. Tengo que decirte, que tu última entrada ha causado un gran revuelo en casa. Como sabes, la maldita crisis no nos permite hacer el viaje de cada año y no tenemos ningún plan divertido. O sea, que pensando pensando, hemos decidido que nos encantaría desconectar e irnos lejos, muy lejos… a un lugar sin semáforos, ni ruidos ni cobertura. Sin periódicos, sin noticias, sin nada… Sí, amiga, es lo que estás pensando… (Imaginamos todos ahora a Blancanieves saltando en su cuarto, ¿verdad?) Pues eso, que hemos alquilado un casa rural en tu pueblo, durante una semanita. ¿Ya va siendo hora que tus padres y los míos se conozcan, no? Espero que esta noticia te haga feliz y no te dé vergüenza. Este verano no vas a quedarte ni sin príncipe ni sin Princess. Es verdad que BEA y ESTELA no estarán con nosotras, pero les pediremos que nos vayan informando a través del blog. Tengo ganas de respirar aire puro, de verde, de animales… ¿y por qué no decirlo? Tengo ganas de pasar el verano con alguien más que con mi familia. Pero sólo una semanita, que una también tiene un príncipe al que cuidar. Pero antes de marcharme, te confesaré qué es lo que nos convenció a todos para venir a pasar el verano contigo. No fue lo de tu príncipe, para nada. Fue lo que dijiste de ser hija única. Tienes toda la razón. Yo, que adoro a mi hermano, quiero que sepas, que a ti, querida Princess, te considero una hermana. Quiero que pasemos el verano en familia y eso es lo que haremos.

P. D: En la página web de la casa rural había esta foto. ¿Es realmente así tu pueblo? ¡Me encaaaaaaantaaaaaaa!

 

 

¿PARA QUÉ TIENES MÓVIL?

Estoy enfadada. Si, hoy estoy enfadada. Porque las princesas también se cabrean. Una NO RESPUESTA a una llamada me puede poner de los nervios a veces. Ya llamará, tranquila… dicen algunos. No. No me gusta nada, me da rabia y me parece de muy mala educación. Estoy harta de ese tipo de personas que, por sistema, no contestan al móvil. No contestan los mensajes cuando toca y ni siquiera los Whatsapp. ¿Para qué narices tienes móvil? El mundo se divide entre los que contestamos al teléfono y los que no. Si una Princess no me contesta en un día, pienso que está enferma, que le han robado el móvil, que ha tenido un accidente… pero cuando el que no contesta es un chico al que acabas de conocer, lo que pasa, y esto está más que claro, es que no le interesas. Y si resulta que le interesas pero es de ese tipo de persona que no contesta al teléfono, a la que no le interesa es a ti. Estamos en el siglo XXI, ¡por favor! Si no quieres usar el móvil, vete a vivir a las montañas con las cabras. Sí, ya lo he dicho. Hoy estoy enfadada.

Un micro cuento para animar el post:

Era un dragón urbano, mostraba su fuego interno por unas monedas. Secuestrar princesas ya no era un negocio. Claudia. L. Flores

MAMÁ, ¡QUIERO SER ARTISTA!

Sí, soy alocada, atrevida y deslenguada… Pero cuando canto junto a Marcos me vuelvo una persona muy diferente: es como si hubiera otra Estela dentro de mí mucho más tímida y tierna, ésa es la que mi voz, que todos dicen que es muy dulce cuando canto, transmite.

Aunque yo siempre he querido ser actriz y dedicarme al espectáculo, nunca hubiera imaginado que cantar también me llenara de tantas emociones y satisfacciones. Cantar es poner el alma y el corazón en una melodía, en una letra… es interpretar también las palabras, sentirlas.

El día que Marcos y yo participamos en el concurso de la tele fue… ¡indescriptible! Y no porque allí nos diéramos nuestro primer beso, delante de todo el público en el plató y de millones de telespectadores, sino por lo que cantar Abrázame fuerte me hizo sentir.

Creo que es una de las mejores canciones que Marcos ha compuesto, ¡me emociono cada vez que la canta para mí!, sobre todo porque ahora también se ha convertido en una especie de himno para las Princess.

Y por todo lo que significa para nosotras y nos hace sentir, queremos compartirla con vosotras, las chicas que nos leéis a las Princess en este blog. ¿Cómo? ¡Con un CONCURSO en el que, si resultas ganadora, podrás cantar la canción de Abrázame fuerte con Marcos!

¿Te atreves?

Teen Planet: http://www.facebook.com/teenplanetlibros/app_154581087931912