PEDIR PERDÓN

Post 33_03-05-13

¿Por qué nos cuesta tanto a veces pedir perdón? Sabemos que nos equivocamos y, aún así, el orgullo nos puede y callamos, y seguimos alejados de esa persona a quien queremos sólo porque no somos capaces de acercarnos a ella, mirarla a los ojos y decirle sinceramente que lo sentimos.

El orgullo no es algo de lo que estar orgulloso, sobre todo cuando te hace tomar decisiones equivocadas. Si quieres a alguien, no debes herirle. Pero si lo haces (porque somos humanos, y no perfectos), no debes entonces dejar que el orgullo gane la partida. Nos cuesta asumir errores pero todos, en nuestro fuero interno, sabemos siempre cuándo hemos obrado bien o mal. Y cuando ese pequeño angelito de la conciencia que todos tenemos en nuestro hombro derecho nos advierte que no hemos actuado bien con alguien, debemos reaccionar y arreglar las cosas. Y pedir perdón si es necesario.

Anuncios

REALES COMO LA VIDA MISMA

 

Post 32_12-04-13

Una princesa no tiene que ser perfecta. Una princesa no tiene que ser la más guapa. Una princesa tiene que poseer, ante todo, autoestima. Debe quererse. Porque ella es única, inigualable. ¿O es que hay alguien como tú? ¡No! ¡Por eso eres tan especial! Nunca nunca nunca olvides eso. Las Princess no lo hacemos. Y claro que hay días que te miras al espejo y piensas: «¿Por qué tengo esta cara tan pálida?» o «¿Por qué tengo este culo?». Días en que te devuelven un examen que no te fue muy bien y la nota es… ¡desastrosa! Y piensas: «¿Por qué siempre estudio a última hora?» o «¿No podría dárseme mejor esta asignatura?». Días que te cruzas con el chico que te gusta y, cuando ¡por fin! él te habla, tú sueltas cualquier estupidez sin sentido, tartamudeando. Y de nuevo, piensas: «¿Es que soy tonta o qué?». Sí, todas las princesas tenemos días de estos y son inevitables, y hasta incluso es bueno que vivamos estos momentos porque nos hacen mejorar también y porque, si realmente nos queremos, conseguimos darle la vuelta a la tortilla y, al final, esas preguntas se convierten en una sonrisa y en frases así:

«Esta cara de muerto hace que me parezca a Bella Swan.»
«Tengo un culo espectacular, como el de Jennifer Lopez.»
«Pues no seré buena en esta asignatura, pero esa otra ¡me encanta!»
«¿Tonta? Para nada. Si yo le hablara a un chico y balbuceara nervioso lo encontraría… encantador.»

 

Así que ya sabéis: no os toméis tan en serio y reíros de vosotras mismas porque, princesas, acordaos: ¡sois estupendas, fantásticas y maravillosas tal y como sois!

EXPRESAR LO QUE SIENTES

Hoy Silvia nos ha propuesta a las Princess un plan muy especial: un paseo guiado por las calles para descubrir algunos graffitis de amor que pueblan las paredes de nuestra ciudad. La idea viene de Sergio, que la llevó a hacer ese recorrido. A Silvia le gustó tanto que ¡ha querido compartirlo con nosotras! Y la verdad es que ha sido una propuesta fantástica, porque nos hemos dado cuenta de ¡cuánto amor hay en realidad latiendo tan cerca de nosotras, en edificios vecinos, parques cercanos, en el barrio!

A veces olvidamos lo importante que es amar y, sobre todo, lo importante que es expresar lo que sientes. Por eso hemos hecho fotos de algunos de estos graffitis, para compartirlos con vosotros y recordaros que ¡el amor mueve el mundo!

Y vosotros, ¿tenéis alguna foto de amor? ¡Enviádnosla! J

 


¡VAMOS A QUERERNOS!

Hoy, más que nunca, las Princess reinvindicamos el abrazo. Y es que… ¿qué nos está pasando? ¡El mundo se está volviendo loco, todo está al revés! Son tiempos difíciles, sí, pero justamente por eso ¡tenemos que apoyarnos más! Las Princess nos hemos pasado el fin de semana escuchando canciones de los Beatles, a quienes no conocíamos. La mamá de Bea nos vio medio deprimidas por cómo está el mundo, por los amigos cuyos padres se han quedado sin trabajo, por ¡tantas cosas que están ocurriendo en nuestro planeta!, y quiso hacernos un regalo: nos contó su época hippie en los setenta, la época del “Paz y amor”, como dijo ella, cuando la gente tenía ideales y deseos de compartir. La mama de Bea compartió con nosotras algunas de las canciones de su grupo favorito, que tienen unas letras y mensajes muy bonitos y positivos; y nosotras queremos compartirlas con vosotros.

Hoy os proponemos que busquéis las siguientes canciones, os echéis en la cama, cerréis los ojos e imaginéis un mundo mejor…

With a Little Help of My Friends

All You Need Is Love 

All Together Now 

Don’t Let Me Down

Help

Día desenfocado

No soy como mi amiga Bea, que le encanta correr, ni tengo bici como Silvia. Tampoco tengo perro como Marcos, pero hoy me apetece perderme por el monte. Ando, pienso, escucho el sonido del viento en los árboles y, aunque me sienta muy libre, algo oprime mi pecho y no me deja ver con claridad.

Me pierdo por el monte y no veo nada.

Me pregunto qué es lo que podría hacer para encontrar el camino. Me lo pregunto muchas veces y tanta pregunta no me deja avanzar. Estoy como paralizada.

No sería grave si no fuera porque no puedo parar de pensar… sí, eso… que aunque sea feliz de base, hoy no me siento demasiado bien…

Incluso las princesas con príncipe tenemos derecho a estar tristes y necesitamos nuestro momento para estar solas. Aunque no puedo evitar escribirlo en mi libreta para compartirlo con vosotros en mi blog. ¡Ánimos a todos los que tengan un día malo! Yo, a los días en que parece que no puedo encontrar el camino, los llamo «días desenfocados». Hay sol, el paisaje es bonito, se respira un ambiente tranquilo… pero yo estoy como cegata… no veo bien.

Lo veo todo desenfocado.

Así que cierro los ojos, me voy a la cama y confío en que mañana lo veré todo mucho más claro.