Echo de menos

Domingo por la tarde. Tirada en el sofá con mi madre y viendo una de esas series horribles que tanto le gustan. Gente rica, siglo XIX, primera guerra Mundial… un rollazo, pero de pronto, la vieja protagonista abre la boca y le dice a un soldado triste:

–        ¿No hecha usted de menos la Guerra?Y el soldado contesta:

–         Sí. La Guerra y muchas cosas más, pero hay que seguir adelante.

En un microsegundo, hice un resumen rápido de mis 18 años de vida y me di cuenta de lo que echo más de menos. Echo de menos, ser pequeña. Echo de menos a mi madre arropándome por la noche, echo de menos a la perrita Kira de mi abuela y al zumo de naranja que me preparaba mi padre antes de ir al cole. Echo de menos… la INOCENCIA. Siento que soy mayor y no me importa, pero echo de menos… eso. No ser mayor. Entonces, hice una pequeña trampa. Me fui a mi cuarto, me puse el pijama y me acurruque en el sofá con una manta y con la cabeza apoyada a la barriga de  mi madre, como cuando era peque. ¿Y sabéis que? A ella no le importó nada. Siguió mirando la serie mientras me acariciaba el pelo, creo que también lo echaba de menos.

Post 36_24-05-13

Aunque seamos adolescentes y odiemos a nuestros padres, a veces, mola olvidarlo un rato y dejarse querer. El amor de una madre, es uno de los más sinceros y un abrazo suyo, te teletransporta a la infancia en menos de un segundo.

.

Anuncios

EXPRESAR LO QUE SIENTES

Hoy Silvia nos ha propuesta a las Princess un plan muy especial: un paseo guiado por las calles para descubrir algunos graffitis de amor que pueblan las paredes de nuestra ciudad. La idea viene de Sergio, que la llevó a hacer ese recorrido. A Silvia le gustó tanto que ¡ha querido compartirlo con nosotras! Y la verdad es que ha sido una propuesta fantástica, porque nos hemos dado cuenta de ¡cuánto amor hay en realidad latiendo tan cerca de nosotras, en edificios vecinos, parques cercanos, en el barrio!

A veces olvidamos lo importante que es amar y, sobre todo, lo importante que es expresar lo que sientes. Por eso hemos hecho fotos de algunos de estos graffitis, para compartirlos con vosotros y recordaros que ¡el amor mueve el mundo!

Y vosotros, ¿tenéis alguna foto de amor? ¡Enviádnosla! J

 


Buenos días, princess! Soy Estela :-)

Hace días que pienso en escribirte para regalarte tu color, pero me ha costado ponerme de acuerdo con las chicas. Es cierto que somos todas rosas, pero luego cada una mira la vida de distinto color. ¿Qué color eres tú?, preguntabas. Ay, amiga, eso es difícil de decir. Te diría que eres negra, como la tinta que usas para escribir, pero eso no sonaría demasiado bien. También podrías ser roja, porque cuando quieres, eres tremendamente emocional; tienes algo de verde, como Silvia, porque la que escribe en el parque con su libreta eres tú y la verdad es que, como a todas, te encanta el mar y el cielo, con lo que el azul no te sentaría nada mal tampoco… Pero pensando pensando… hemos llegado a la conclusión (¡y esto está súper consensuado con las Princess!) de que tu color es… es… ¡¡¡¡EL VIOLETA!!!!

Sí. Porque eres original, dulce y gustas a todo el mundo. También porque tienes muchas caras distintas, como el violeta, que aparte de un color, es una flor y un nombre de súper heroína: la hija mayor de Los Increíbles, que tiene el poder de hacerse invisible y hacer campos de fuerza, con los que protege a los demás integrantes de la familia de explosiones y situaciones peligrosas… ¡Exactamente como tú haces con nosotras! Por eso, ¡te queremos muchooooooo Princess violetaaaaa!