MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS…

Por fin viernes! Me encantan los viernes, no sólo porque llega el fin de semana y mañana podré dormir todo lo que el cuerpo me pida, también porque, sí o sí, los viernes tarde las Princess tenemos una cita ineludible. Aprovechamos que no tenemos que estudiar urgentemente para ningún examen (sí, ¡a veces dejamos las cosas para última hora!) y que andamos todas más tranquilas porque sabemos que tenemos aún dos días por delante para hacer todo lo que nos plazca (y las tareas obligadas también, ¿eh?), así que es la tarde perfecta para quedar, relajadas, en el parque, y ¡hablar por los codos de todo!

Adoro a mis Princess, ¡las quiero un montón! Son las mejores, las más guapas para mí. Y es que ellas, Bea, Silvia y Estela, son… ¡MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS!

(Os propongo un juego: ¿sabéis reconocer quién es quién en las fotos? A Estela le gusta cambiar mucho de look y disfrazarse; Silvia, aunque no dé importancia a lo que lleva puesto –suele ir en tejanos–, siempre tiene una sonrisa puesta; y Bea… es el ángel del grupo.)
Post 41_15.11.13_2
 
Post 41_15.11.13_1
 
 
Post 41_15.11.13_3
Anuncios

LLEGA… ¡LA NOCHE MÁS TERRORIFICA DEL AÑO!

Las Princess estamos preparando la noche de Halloween… Y tú, ¿tienes plan para hoy? Nosotras nos reuniremos en el Milano, un grupo del instituto ha organizado una fiesta ahí y tiene toda la pinta de ser ¡terroríficamente divertida! Para los que se presenten disfrazados la entrada es gratis, así que las Princess hemos decidido convertirnos en monstruos por una noche: Estela irá de zombi porque, junto a algunos amigos suyos del teatro han preparado una coreografía de Thriller, de Michael Jackson. A nosotras Estela nos animó a bailar con ellos e incluso nos pasó un vídeo para que aprendiéramos los pasos pero, qué va, ¡qué vergüenza nos daba a las tres! Así que al final Bea se ha decidido por un mono de esqueleto (¡claro, con ese tipazo que tiene de hacer deporte!); Silvia, de fantasma (porque dice que es lo más fácil, se coloca una sábana encima y ¡arreando!, y porque quiere darle una sorpresa a Sergio, que llegue a la fiesta y no la reconozca); y yo, de ¡brujita! A todas las Princess les hace mucha gracia que haya escogido este disfraz porque dicen que ¡es todo lo contrario a mí! Pero yo les respondo que justo por eso lo he escogido: así, disfrazada, tendré excusa para ser un poco mala y… que se vaya preparando mi novio David esta noche… 🙂

¿Y vosotros? ¿Ya tenéis disfraz? Si aún no estáis seguros de qué personaje os va mejor… ¿por qué no lo descubrís con este test?

¡VAMOS A QUERERNOS!

Hoy, más que nunca, las Princess reinvindicamos el abrazo. Y es que… ¿qué nos está pasando? ¡El mundo se está volviendo loco, todo está al revés! Son tiempos difíciles, sí, pero justamente por eso ¡tenemos que apoyarnos más! Las Princess nos hemos pasado el fin de semana escuchando canciones de los Beatles, a quienes no conocíamos. La mamá de Bea nos vio medio deprimidas por cómo está el mundo, por los amigos cuyos padres se han quedado sin trabajo, por ¡tantas cosas que están ocurriendo en nuestro planeta!, y quiso hacernos un regalo: nos contó su época hippie en los setenta, la época del “Paz y amor”, como dijo ella, cuando la gente tenía ideales y deseos de compartir. La mama de Bea compartió con nosotras algunas de las canciones de su grupo favorito, que tienen unas letras y mensajes muy bonitos y positivos; y nosotras queremos compartirlas con vosotros.

Hoy os proponemos que busquéis las siguientes canciones, os echéis en la cama, cerréis los ojos e imaginéis un mundo mejor…

With a Little Help of My Friends

All You Need Is Love 

All Together Now 

Don’t Let Me Down

Help

ENVIDIA

Amigas, soy BEA y os escribo desde Formentera. No os lo vais a creer, me apunté con un grupo del gimnasio y he recorrido la isla… no en coche, ni en moto, ni en bici… ¡nadando! Es verdad que teníamos un barco cerca por si nos pasaba algo, pero ha sido apasionante. El agua del mar estaba súper fría y la primera sensación al tirarme de cabeza fue… ¡increíble! No sé describir felicidad mayor, así que adjunto un par de fotos porque, a veces, ¡una imagen vale más que mil palabras! Debajo del agua, sin ningún ruido… Esos segundos, que se hacen eternos… ¡sencillamente genial! Imagino que debe ser una sensación parecida a la que sienten Marcos y Estela cuando cantan. Sé, como una especie de trance. Luego, la carrera muy divertida. Hizo un día precioso y, aunque fui la penúltima, estoy orgullosa de haber llegado hasta el final. Es cierto que a veces la vida nos pone retos y recompensas, pero lo complicado no es el reto, es reconocer la recompensa. Por ejemplo, una compañera, al llegar se puso a llorar. Yo pensaba que se había hecho daño y resulta que lloraba porque había quedado la segunda. ¡No me lo podía creer! Yo he llegado la penúltima y me siento genial. Bueno, un poco cansada. ¡He tardado tres días y he nadado 25 kilómetros! No está nada mal, ¿no?

Bueno, tengo que reconocer que siento un pelín de envidia de vosotras. Juntas, en ese pueblo. Claro que no tiene mar 😉 y ya sabéis que yo, sin mar, ¡no puedo vivir!

Os quiero, Princess. ¡Me voy a dar otro chapuzón!

Croquetas

Estos últimos días habéis escrito tanto vosotras que parece que el blog de Blancanieves ya no es mío, jajaja. Y no lo digo yo, lo ha dicho la abuela Margarita. Esta mañana, paseando con Bea y su amigo Miguel y comentando el tema de los colores que llevaron a las Princess a definirme «violeta», nos encontramos con la abuela Margarita, la abuela de Miguel. Y ella, que es una mujer muy divertida, sincera y directa, ¡como todas las abuelas, vaya!, lo primero que me ha dicho al verme ha sido: «Princesita, ya no escribes en tu blog?».

Y me ha dado qué pensar. Pero, sobre todo, he sentido que ¡echaba tanto en falta a mi abuelita Julia! A veces creo que queremos más a nuestros abuelos que a nuestros padres. Mi abuelita Julia se marchó hace poco; vivía con nosotros. Cuando mis padres me regañaban era la primera en defenderme; si mi padre me castigaba sin paga, ella metía 10€ en el bolsillo de mis tejanos sin que nadie se diera cuenta; y sus croquetas… ¡qué croquetas más ricas hacía la abuela Julia! Siempre decía que el secreto era la nuez moscada… Hoy, como homenaje y para recordarle que sigo pensando mucho en ella, prepararé croquetas siguiendo punto por punto su receta. ¿Y a vosotros, os apetece probar también las croquetas de mi abuelita Julia? 🙂

RECETA DE CROQUETAS DE LA ABUELA JULIA

  • Harina
  • Taquitos de jamón
  • 1 cebolla
  • 2 vasos de leche entera
  • Nuez moscada (¡imprescindible!)
  • Huevos
  • Pan rallado
  • Aceite virgen extra

Preparación:

Pon aceite en una cazuela y déjala en el fuego para que se caliente mientras picas la cebolla. Una vez picada, fríela. Luego le añades el jamón. Cuando esté bien doradito, tira la harina y, rápidamente, la leche. Verás que, con sólo un par de minutos, ¡tendrás la masa hecha! Echa entonces la nuez moscada y remuévelo.

Ahora sólo falta que lo dejes reposar un día. A la mañana siguiente, queda con tus amig@s, dar forma a las croquetas tod@s junt@s, echarles harina, rebozarlas y ¡listo para comer!

¡Mmmmmm!