¡SORPRESA!

Bueno, pues ahí va no ya una sorpresa… ¡sino todo un sorpresón! Lof Yu vuelve a publicar nueva novela en junio, y me ha pedido que os enseñe las dos propuestas de cubierta que tienen para el libro, ¿cuál os gusta más? 🙂

cubiertas

¿AMOR… ROMÁNTICO?

No sé si conocéis la película Desayuno con Diamantes.

Un clásico en mayúsculas.
Con una de las canciones más bonitas del mundo.

El otro día, las estuve viendo por milésima vez, porque es una de mis películas favoritas, y me di cuenta de que la idea de romanticismo que vende igual es un poco antigua.

¿De verdad sólo podemos ser felices si tenemos pareja?

¿Los solteros se sienten tristes por serlo?

¿El amor dependiente es sano?

¿Las personas se pertenecen las unas a las otras?

Os dejo escrita la escena final (tranquil@s, no es un spoiler, luego pasan más cosas) y ya me contareis. Quizás me he levantado menos romántica de lo normal, pero algunas escenas, como ésta, me han hecho reflexionar sobre el amor. No sé, igual mañana la vuelvo a ver y me emociona como siempre:

En un taxi, están la deliciosa Audrey Hepburn y su vecino, al que ella llama cariñosamente Fred.

─Estoy enamorado de ti.

─¿Y qué?

─¿Cómo que y qué? Qué preguntas haces. Te quiero y me perteneces.

─No. Las personas no pertenecen a nadie.

─Claro que sí.

─No dejaré que nadie me ponga en una jaula.

─Yo no quiero ponerte en una jaula, sólo quiero quererte.

─Es lo mismo.

─No, no lo es.

─¿Sabes lo que te pasa? No tienes valor, tienes miedo. Miedo de enfrentarte contigo misma y decir: “Está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad”. Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje, y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno, nena, ya estás en una jaula, tú misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma.

¿San Valentín ha muerto?

happy_san_valentin

Nunca es tarde para celebrar el San Valentín.

Esta entrada va dedicada a todos esos príncipes despistados, torpes, desmemoriados o poco románticos que el pasado día 14 no tuvieron ningún detalle con su chica. Es cierto que somos todas muy modernas y que lo bonito es que te amen cada día, pero también es cierto, que cuando decimos:

No hace falta que me regales nada…  

En realidad estamos diciendo:

Si no me regalas algo te mato.

También te digo a ti, querida princesa: Sal de casa ahora mismo y cómprale un ramo de flores a tu madre. Sí, a tu madre. Que si hace algunos años no se hubiera enamorado de tu padre, tú no existirías.

El San Valentín es una fiesta más, una fiesta comercial y todo lo que quieras, pero acordarse del amor, tener un detalle con alguien a quien quieres, nunca viene mal.

¿San Valentín ha muerto? ¡Nooooo!  Está más vivo que nunca. Si no has podido disfrutar de tu pareja este 14 de febrero porque está lejos o porque no tienes, no te pongas triste porque lo bonito del amor es que viene y va. Si lo tuviéramos siempre, el pobre San Valentín estaría más aburrido que una seta disparando flechas al cielo.

Pues eso, ¡feliz POST-SANT VALENTíN a todas!

¡Córtate un poco!

seloMe gusta que me digas que soy guapa, divina y estupenda. También me gusta que me digas la verdad cuando crees que estoy haciendo algo mal o que algo va a hacerme daño. Pero hay algo que tienes que saber : Si yo no te pregunto la opinión, igual no hace falta que me digas siempre lo que piensas.

¡Este pelo te queda horroroso!

Tu novio no me gusta nada, te mereces algo mejor

Chica, que mala cara. ¡Tapate estas ojeras!

En serio, ¡BASTA! La sinceridad está sobrevalorada. Te quiero, amiga, pero no necesito tus ataques o la opinión absoluta de todo lo que te pasa por la cabeza en cada momento.

¿Te digo yo lo que tienes que hacer? ¿No verdad?

Pues intenta hacer lo mismo conmigo.

Te quiero princess, pero a veces eres muy pesada. Espero que entiendas este post y no te enfades.

Pd: ¿Sabéis de quien hablo no?

La princesa del futuro

6215

Las princesas están cambiando y para bien. Los príncipes azules se destiñen al vernos y los actos de AMOR verdadero se produces más entre amigas que entre parejas. Esto lo vimos hace poco en la película de Disney Frozen, donde nos dimos cuenta de que el veradero enemigo del amor es el MIEDO que lo paraliza todo. Si tienes miedo, te bloqueas, no sabes que hacer y te quedas parada. ¡CONGELADA!

Si no tienes miedo, todo fluye, el agua se descongela y el río sigue su curso.

¿Pero que hay que hacer para no tener miedo?

No todas podemos montarnos nuestro castillo de hielo y encerrarnos en él como la princesa Elsa de Arandelle. La verdad, es que lo bonito de esa escena, es que la princesa busca su camino, se aleja a las montañas a pensar y se da cuenta que tiene que soltar todo lo que siente. Que los sentimientos encerrados, pueden convertirse en su peor enemigo.

Elsa se deja llevar y todo va bien.

Aquí en el mundo terrenal, eso seria como…

Mis padres me están dando el tostón todo el dia, el chico que me gusta no me hace ni caso y creo que voy a suspende las mates, otra vez.

 ¿Cómo solucionarlo? Muy fácil. Este sábado sales con tus amigas, les dices lo mucho que las quieres, te pegas un hartón de bailar y cuando vuelvas a casa, te encierras en tu cuarto como si fuera el castillo de hielo de Elsa y te pones a estudiar.

¿Y el chico? ¿Como consigo que el chico me haga caso? Tranquilas, eso es mucho más fácil de solucionar.

¡Cambia de objetivo!

Un chico que no te mira, no se merece ser tu chico. Las princesas del S XXI no necesitamos ser rescatadas, pero si miradas 😉

Feliz fin de semana Princess

LA “VUELTA AL COLE”

post 50

Al empezar las vacaciones de verano una de vosotras me pidió que en septiembre escribiera sobre la “vuelta al cole”, cómo era iniciar un nuevo curso… Pues bien, iniciar un nuevo curso es exactamente ¡esto!, no haber escrito desde el verano!!!!!

En verano el tiempo se dilata, los días son largos y, aunque las vacaciones al final pasen rápido, lo cierto es que tienes la sensación de haber vivido una y mil vidas en esos meses. ¿Por qué tenemos esta sensación? Mi teoría particular es que las historias que vivimos en verano nos llenan de tantos recuerdos (los días en la piscina o la playa, las fiestas del pueblo, los reencuentros… algún amor de verano) que por eso sentimos que hemos vivido tanto. Nos pasan muchas cosas. Y, sobre todo, crecemos.

¿Soy la única que tiene también esta sensación? Cuando era más pequeña, crecer en verano era algo físico, te estirabas, volvías más alta, con el pelo más largo, incluso más claro (del cloro y el sol). Ahora yo, tras el verano, también noto un cambio interior. Me veo diferente. Las experiencias que he vivido durante el invierno, y las que me regala el verano, me han cambiado, y al volver a septiembre dispuesta a empezar un nuevo curso, me doy cuenta de que he cambiado. Y es en ese momento de reflexión en que el mundo se detiene sólo un instante para después sumergirte en el remolino que es la “vuelta al cole”. Vuelves a casa, te organizas, te planteas nuevos propósitos (sí, los propósitos no se dan sólo en Año Nuevo, ¿verdad?, en septiembre nos llenamos de retos, desafíos y objetivos), y no te da tiempo para nada más que coger el ritmo. Y esto es lo que he estado haciendo, princess, coger el ritmo de esta “vuelta al cole” que se presenta muy pero que muy movida.

¡Espero que vuestro inicio de curso haya empezado bien!

Un beso a todas.

Auto apóyate

post 39_11-07-13

Siempre que pedimos consejo a alguien, en realidad lo que les estamos pidiendo a ese alguien, es que nos apoye en nuestras decisiones y que nos diga lo que queremos escuchar. Pero cuando estamos tristes, solitarias en nuestra habitación, pensando en nosotras… no podemos evitar ser muy duras y nos decimos cosas como:

         Eres fea
–         Nadie te quiere
–         Tu vida es una mierda
–         Nunca llegarás a nada

Cuando estás en ese pozo princesa, lo que tienes que hacer es salir, mirarte desde fuera, mirarte la cara y el cuerpo y decirte a ti misma lo que te diría tu mejor amiga:

–         Eres preciosa
–         Yo te quiero
–         Tu vida es como tu quieras que sea
–         Llegarás lejos

Dítelo a ti misma y verás como funciona. En serio: Auto apóyate y quiérete más que a  nadie en el mundo.