¿NUEVAS… PRINCESS?

Post 45_29.01.14

Porque quizá, en nuestras próximas aventuras, aparezca una quinta Princess… os dejamos con una entrada (sobre ser pequeño y crecer que nos ha hecho emocionarnos y reír a la vez) de un blog llamado La vida de una Princess, escrito a cuatro manos por Ariel y Rapunzel, donde ellas abren su corazón y comparten sus experiencias ¡exactamente como nosotras!

Y tú, ¿sabes qué tipo de Princess eres? Con este simpático cuestionario inglés puedes averiguarlo…

Anuncios

UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Llevame contigo¡Pues eso! Que poco tenemos que añadir a esta imagen… ¡la portada del tercer libro sobre las Princess!

¡FELICES FIESTAS!

Conozco a mucha gente que no disfruta de la Navidad, pero yo soy de las que la espero con ansia e ilusión, con una sonrisa en los labios. ¡Me encantan estas fiestas! Me gusta ponerme el abrigo y la bufanda, salir a la calle y sentir el frío en las mejillas, alzar los ojos y ver las luces iluminando las calles y a la gente que, en estas fechas, sale a pasear mucho más aunque sea invierno y oscurezca tan pronto. Me gustan las ferias de juguetes y artesanía, los pesebres callejeros, las comidas familiares, salir con las amigas. Volver a sentirme algo niña de nuevo.

Así que, desde aquí, el resto de Princess y yo os deseamos…

Post 44_19.12.13

 

MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS…

Por fin viernes! Me encantan los viernes, no sólo porque llega el fin de semana y mañana podré dormir todo lo que el cuerpo me pida, también porque, sí o sí, los viernes tarde las Princess tenemos una cita ineludible. Aprovechamos que no tenemos que estudiar urgentemente para ningún examen (sí, ¡a veces dejamos las cosas para última hora!) y que andamos todas más tranquilas porque sabemos que tenemos aún dos días por delante para hacer todo lo que nos plazca (y las tareas obligadas también, ¿eh?), así que es la tarde perfecta para quedar, relajadas, en el parque, y ¡hablar por los codos de todo!

Adoro a mis Princess, ¡las quiero un montón! Son las mejores, las más guapas para mí. Y es que ellas, Bea, Silvia y Estela, son… ¡MIS “MÁS MEJORES” AMIGAS!

(Os propongo un juego: ¿sabéis reconocer quién es quién en las fotos? A Estela le gusta cambiar mucho de look y disfrazarse; Silvia, aunque no dé importancia a lo que lleva puesto –suele ir en tejanos–, siempre tiene una sonrisa puesta; y Bea… es el ángel del grupo.)
Post 41_15.11.13_2
 
Post 41_15.11.13_1
 
 
Post 41_15.11.13_3

La vuelta de vacaciones

post 40_13-09-13

Un día un profesor de latín me dijo que la palabra vacaciones venía de la palabra vacío… Es decir que la esencia de las vacaciones es no hacer nada. Pero ahora que llego a casa, después de dos meses sin pisar mi habitación, siento que no puedo opinar lo mismo.

Para mí las vacaciones no representan el vacío, sino todo lo contrario. Vives la noche, tu piel se tiñe de canela, la gente está más contenta y guapa, no tienes deberes y no tienes por qué aguantar tu profesor de matemáticas.

En verano vives la libertad. Te despiertas tarde, puedes hacer sesiones de tele maratonianas, por no decir de leer lo que te plazca, y estaréis conmigo, que no existe placer más grande que comerte un helado de fresa a media tarde después de un día caluroso y de playa.

Yo pienso que el vacío existe después de la vuelta. Cuando entras en tu habitación y ves que todo sigue como lo dejaste. La colcha, tu escritorio, la mochila del insti aún con los libros del año anterior… ¡No eres la misma! ¡NO PUEDES SER LA MISMA!

Mi padre me dijo un día que muchas personas están tristes después de  volver de vacaciones. Yo no puedo decir lo mismo, pero sí me he sentido rara. Por ese motivo quiero dar unos consejos para aquellas personas a las cuales la vuelta les resulta un poco dura.

1. Cambia tu habitación. Pinta las paredes, quita tus posters antiguos, ¡revisa tu vestuario!
2. Intenta conservar el moreno: dicen que la zanahoria va súper bien!
3. Retoma tus amistades y explícales tus cambios.  ¡COMPARTE TU VERANO CON TUS AMIG@S!
4. Conserva los amigos del verano por vía Facebook, whatsapp, etc… ¡ell@s posiblemente estarán pasando lo mismo que tú!
5. No desesperes, aunque parezca una tontería el final del verano representa la entrada de un nuevo año. ¡Prepárate para la vuelta al insti! Estoy segura que nuevas historias te esperan desde el primer día.

Yo he seguido estos puntos y aunque aún siento la nostalgia puedo decir que me han servido.

¡Espero que hayáis pasado un buen verano!

Ana

Te quiero

Post 37_3-06-13

Hola, soy Bea. Ana me ha dejado su blog de Blancanieves porque tengo algo muy importante que contar.

Un día un chico me dijo que me quería. Me lo soltó como si nada. Te quiero. Luego me dedico una sonrisa enorme y se marchó. Estuve toda la noche sin poder dormir, fantaseando con él. Imaginándome que me diría cuando saliéramos juntos o cuando hagamos el amor. Es lo máximo a que aspira una princesa, que su príncipe la quiera.  Esas palabras no pararon de retumbar en mi cabeza… te quiero, te quiero, te quiero… hasta la mañana siguiente. Llegué a clase. Me senté en mi mesa y pude ver como el chico se acercaba. Estaba tan nerviosa, que no sabía qué cara poner. Jamás me había besado, pero ya sabía que me quería.  Me lo dijo. Me dedicó otra sonrisa y se sentó. Aquel lunes, el profe nos hizo un examen sopresa. Un examen tipo test.  La tercera pregunta era la más complicada. El chico se giró. Miró a mi compañera  Ana y le dijo: ¡¡¡la tres, la tres!!! Porfa. Ana, más rápida que una bala le contestó: LA C. El chico le guiño el ojo y le dijo: Gracias, te quiero.

Resumen:No todos los hombres dicen TE QUIERO cada tres segundos. Los que aman de verdad, saben cuando y como hacerlo. Así distinguimos las princesas, a los hombres de los Príncipes. Unos quieren y otrosaman.

REALES COMO LA VIDA MISMA

 

Post 32_12-04-13

Una princesa no tiene que ser perfecta. Una princesa no tiene que ser la más guapa. Una princesa tiene que poseer, ante todo, autoestima. Debe quererse. Porque ella es única, inigualable. ¿O es que hay alguien como tú? ¡No! ¡Por eso eres tan especial! Nunca nunca nunca olvides eso. Las Princess no lo hacemos. Y claro que hay días que te miras al espejo y piensas: «¿Por qué tengo esta cara tan pálida?» o «¿Por qué tengo este culo?». Días en que te devuelven un examen que no te fue muy bien y la nota es… ¡desastrosa! Y piensas: «¿Por qué siempre estudio a última hora?» o «¿No podría dárseme mejor esta asignatura?». Días que te cruzas con el chico que te gusta y, cuando ¡por fin! él te habla, tú sueltas cualquier estupidez sin sentido, tartamudeando. Y de nuevo, piensas: «¿Es que soy tonta o qué?». Sí, todas las princesas tenemos días de estos y son inevitables, y hasta incluso es bueno que vivamos estos momentos porque nos hacen mejorar también y porque, si realmente nos queremos, conseguimos darle la vuelta a la tortilla y, al final, esas preguntas se convierten en una sonrisa y en frases así:

«Esta cara de muerto hace que me parezca a Bella Swan.»
«Tengo un culo espectacular, como el de Jennifer Lopez.»
«Pues no seré buena en esta asignatura, pero esa otra ¡me encanta!»
«¿Tonta? Para nada. Si yo le hablara a un chico y balbuceara nervioso lo encontraría… encantador.»

 

Así que ya sabéis: no os toméis tan en serio y reíros de vosotras mismas porque, princesas, acordaos: ¡sois estupendas, fantásticas y maravillosas tal y como sois!